Quiero vivir imaginando, escribiendo y haciendo películas
  • Claudio Perrin
  • 22 Jul 2021

Como un empedernido devoto, quiero vivir imaginando, escribiendo y haciendo películas

Cuatro películas empujadas por la pasión y un deseo que no se rinde. Claudio Perrin relata en primera persona el devenir de su producción cinematográfica. Un cine auténtico, visceral y espiritual a la vez, se entrega a modo de ofrenda.

No soy muy bueno con las palabras cuando hablo. Soy reservado y tal vez por eso, mi necesidad de escribir guiones y hacer películas. No me interesan mucho los títulos, el reconocimiento o el prestigio. Pero sí me interesa dar lo mejor de mí mismo. Quisiera seguir teniendo la oportunidad de devolver al cine todo lo que me ha brindado desde la infancia. De pibe, el cine era mi templo, un portal maravilloso que me podía llevar a cualquier lado y hacer vivir las experiencias más fabulosas. Me sentía feliz cuando me sumergía y embebía en las historias que no podía vivir. Por eso tengo una gran deuda con el cine y, como un empedernido devoto, quiero vivir imaginando, escribiendo y haciendo películas todo el tiempo. Aún, con años no he logrado poder vivir de esto. Como siempre, me encuentro muy limitado por el aspecto económico. El cine es una fe y un amor muy caro.

Claudio Perrin, detrás de escenas

Al volver de España en el 2011, de una beca que gané para el Curso de Desarrollo de Proyectos Cinematográficos de la Fundación Carolina en Madrid con el guion de “El Desentierro”, asumí que no era posible filmar esa película en ese momento. No tenía manera de financiar ese guion y así, con la ñata contra el vidrio, nació “Bronce” una película muy pequeña en su producción. Para hacerla, conté con el apoyo de Claudia Schujman, actriz, con quien decidimos filmar juntos. Ella encontró una noticia de dos hermanos que robaban placas de bronce de los cementerios y fue la idea que me inspiró para escribir el guion, bajo una premisa que Ray Loriga me dijo en España: “Escribe como si fuera la última vez que lo haces, sondea en tu interior y así van a salir muy buenos guiones”. Recuerdo siempre sus palabras y es lo que intento cumplir cada vez que escribo. “Bronce” fue una bisagra y el impulso que necesitaba para seguir filmando.

Detrás de escenas de «Bronce» (2013)

Con Claudia creamos en el 2012 la productora de cine independiente Zahir Films con la cual realizamos también de manera cooperativa “Umbral”, “El Cuento” y finalmente en el 2019, concreté el sueño de “El Desentierro”. Hicimos estos cuatro largometrajes de manera independiente y a través de crowdfunding en plataformas de colaboración colectiva, pudimos financiar lo mínimo y necesario para poder filmar.

Detrás de escenas de «El desentierro» (2019)

Con el largometraje “Umbral” volvimos sobre la idea de producir la película en una sola locación y con cinco actores, a través de los cuales, y guion mediante, intentamos hacer ver y reflexionar a una parte de la sociedad, sobre la decisión de emplear la justicia por propias manos linchando a un joven. La previa con los actores fue un proceso muy interesante, mantuvimos arduas reuniones de trabajo y reflexión sobre el tema. Fue un guion escrito especialmente para ellos cinco. Todos los guiones que escribo están inspirados en los actores y actrices que voy a convocar. “Umbral» tuvo un mayor recorrido en festivales internacionales, y también recibió premios y menciones.

Detrás de escenas de «Umbral» (2017)

Cuando empezamos a idear El largometraje “El Cuento” una parte importante de la sociedad argentina repetía el discurso de los medios de comunicación “no se puede salir a la calle porque te roban y te matan”. Este dicho nos movió a una distopía entre una madre y un hijo que no salen más de su casa, porque algo pasa afuera que no lo permite. Un año después llega la pandemia y “El Cuento” ahora tiene una lectura que se asocia con lo que estamos viviendo hoy. Esta fue la película más artesanal que llevamos adelante y la hicimos en la casa donde nací, que está plagada de recuerdos, juegos y travesuras de mi infancia. Por eso muchas de esas experiencias están presentes en el film. Nuestro hijo Zahir, tenía 8 años, cuando comenzamos a grabar e interpretó esos juegos en el mismo lugar de hace 40 años atrás.

Detrás de escenas de «El Cuento» (2019)

Quisimos hacer una película más poética que las anteriores, y filmábamos sólo los fines de semana con un equipo ínfimo de personas. Esto nos permitió experimentar y tomarnos el tiempo necesario para jugar con encuadres e ideas, y sumado el enorme trabajo de Verónica Rossi en el montaje, con ella terminamos de armar el rompecabezas que dio como resultado esta película de la cual estamos muy orgullosos: al público que la vio le tocó fibras muy íntimas por una fuerte identificación con su propia infancia, y hemos recibido devoluciones maravillosas e inolvidables.

Detrás de escenas, Claudio Perrin

“El Desentierro” llegó después de 20 años de espera. Las primeras ideas del guion surgen en mi viaje al Noroeste de Argentina, a Humahuaca en la provincia de Jujuy, durante los tradicionales carnavales de 1998. Esa región es muy particular por su cultura e idiosincrasia con respecto al resto del país, y fue algo tan fuerte para mí cuando fui aquella vez, que ahí mismo escribí los primeros bocetos de lo que sería luego el guión.

«El desentierro» (2019)

Es una película que refleja el escape inútil de una pareja con un niño por la frontera con un botín en dólares, donde solo se encontrarán con ellos mismos, arruinando todo. Con un equipo de 20 personas, durante 15 días, rodamos en medio de la festividad, ya que era imposible recrear dicho carnaval. Pero gracias a que definimos, por la escasez de recursos económicos, resolver la ficción en medio del carnaval real, la película tiene una crudeza real que la enriquece más. Hacerla con tan pocos recursos fue una apuesta que salió muy bien. La película, dos años después, estaba terminada en diciembre de 2019. Veinte años de espera habían finalizado.

«El desentierro» (2019)

También “El desentierro” recorrió, pandemia mediante, diversos festivales internacionales, y obtuvo premios para los protagonistas y el guion. Ahora me encuentro en la segunda bisagra de mi trayectoria de cineasta y es determinante para mí el tiempo. Por eso, si el apoyo financiero no está, nosotros con Zahir Films filmamos igual. Contamos con dos nuevos proyectos de largometrajes “Scouting” y “Kimey” más definidos, y otros diez en nuestra incubadora creativa, y allá vamos en camino para filmarlas. En eso estoy, y en eso estamos. Sólo nos alienta el sueño de hacer Cine.

 

Suscríbete al Newsletter para enterarte primero de todas las novedades.

    Recomendaciones

    Peña Palito Ortega Matute: El escalofriante realismo o el real terror

    Palito Ortega Matute tiñe de profunda humanidad cada escena de sus películas, desde los dramas históricos que narran una de las etapas más estremecedoras del Perú, hasta sus films de terror fundados en leyendas populares andinas. Siempre respetuoso del dolor, el sufrimiento, y también del humor.

    Leer más

    La Gilio entrevista a Miguel Pereira, director de “La última siembra”

    La Bitácora de KINOA.TV inaugura una nueva sección “Relecturas de prensa” dedicada a artículos periodísticos de décadas pasadas, escritos con maestría, que no solo profundizan sobre una película o un personaje de cine, sino que nos permiten reconstruir una mirada de época, con las preocupaciones y motivaciones de ese momento histórico.

    Leer más

    A nossa bandeira jamais será vermelha

    Con ritmo ágil e intrigante, al estilo de los grandes films sobre el poder de los medios de comunicación, este documental desenreda los hilos de la concentración del sistema de información en Brasil. Para decidir sobre los nudos de la política de un país, no hace falta más que adueñarse de la partícula más elemental: la palabra.

    Ver
    Una experiencia con el cine latinoamericano más nutritivo. Historias únicas, seleccionadas a mano

    Si tienes consultas o sugerencias, escríbenos a info@kinoa.tv o completa este formulario